Soluciones Dinámicas

Cuida a tus hijos del resfriado

AUTOR , FECHA julio 22, 2016

Premedic 19julio-04

  Afecta, sobre todo, a los niños y ancianos, por ello, durante esta época también empiezan las campañas de sensibilización para vacunar contra los resfriados.

Cuando los niños caen enfermos hemos de tener un poco de paciencia, pues los resfriados si son leves, no suelen durar más de cuatro días. Los padres deben tomar la temperatura, alimentar a los niños con sopa, zumos y alimentos ligeros, pero con el calcio necesario para su crecimiento.

 Si la temperatura sube a 38º debemos acudir a la consulta del médico para que nos recete las medicinas adecuadas, que normalmente serán jarabes y sobres medicinales contra el daño de garganta y la tos. Nunca se debe automedicar porque podemos producir daños sin quererlo.

 Si la enfermedad del niño todavía persiste al pasar más de una semana, el médico determinará si hacer pruebas, pues puede ser que el niño tenga alergia o haya cogido algún virus. Seguramente no será nada grave, no debemos preocuparnos.

Reposar durante unos días en cama bien abrigado ayuda a pasar un resfriado mucho más rápido. Aunque tengamos calor, siempre es mejor porque sudaremos y ello nos ayuda. Nos tomaremos las medicinas indicadas y listo.

¡Toma las medidas necesarias y protegerás la salud de tu familia!

0Comentarios LEER MÁS
Be Sociable, Share!

Protege tu piel del sol éste verano

AUTOR , FECHA junio 29, 2016

Boletin Premedic 27 junio-01

Es muy importante protegerse adecuadamente para evitar quemaduras. Y es que, la luz actúa como una energía que puede dañar y alterar las células de la piel y, a largo plazo, esto puede provocar cáncer de piel.

 

Sin una protección adecuada, el resultado suele ser una quemadura que provoca desagradables síntomas, como ardor, sensación de calor y picor. La quemadura solar puede afectar a muchas áreas del cuerpo, e incluso, puede llegar a producir síntomas generales como fiebre, náuseas y  problemas circulatorios. Sin embargo, las lesiones provocadas por el sol pueden evitarse de forma sencilla si la exposición al sol es segura y se siguen algunas recomendaciones básicas.

 

1. Evitar el sol al mediodía

Mientras se practican actividades al aire libre como montar en bici, leer o pasear por la playa, es bueno tomar el sol.

 

2. Elegir el factor de protección solar adecuado

Usar crema solar es fundamental cuando uno se va a exponer al sol. Pero además, es importante elegir un factor de protección que sea adecuado y se adapte al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA.

 

3. No olvidar las gafas de sol

Los ojos también necesitan una protección adecuada contra la radiación solar. Por lo tanto, es muy importante usar gafas de sol homologadas.

 

4. La ropa también protege

Como alternativa o complemento del protector solar adecuado, la ropa también puede proteger la piel: los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz contra los componentes de la luz solar. Además, se debe usar un sombrero o una gorra.

 

Simplemente mantenerse en la sombra es una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación ultravioleta. Si va a pasar tiempo al aire libre, “¡Póngase, úntese, colóquese y use!” es una frase popular que puede ayudar a recordar algunos de los pasos clave que puede tomar para protegerse contra los rayos UV.

 

 

Y tú, ¿cómo te proteges del sol?

 

0Comentarios LEER MÁS
Be Sociable, Share!

No dejes que las enfermedades arruinen tus vacaciones!

AUTOR , FECHA junio 7, 2016

Boletin Premedic 25 MAYO-01

 

Sin embargo, existen algunas enfermedades comunes en verano que pueden opacar tanta alegría.

Algunas de las infecciones que suelen presentarse por las altas temperaturas se pueden prevenir, pero cuando no se tratan correctamente pueden ser muy peligrosas para tu salud.

Para que tomes tus medidas y evites cualquier contagio de enfermedades comunes en verano, conoce a continuación los peligros comunes en esta época del año.

1. GASTROINTESTINALES. Estos padecimientos son causados principalmente por bacterias, virus o parásitos como la salmonella y las amibas, los cuales son microorganismos que entran al cuerpo por medio de alimentos o agua contaminada; las temperaturas arriba de los 30 grados y la humedad ayudan a que este tipo de microorganismos se expandan.

Los alimentos o bebidas pueden ser contaminados por hábitos higiénicos inadecuados en su manejo como: la falta de lavado de manos, refrigeración incorrecta, exposición a altas temperaturas. Algunos de los síntomas de las enfermedades gastrointestinales son: fiebre, dolor estomacal o abdominal, náuseas, diarrea, estreñimiento y fatiga, los cuales deben ser atendidos inmediatamente para evitar complicaciones como la deshidratación.

2. HIPERTERMIA. El calor extremo provoca hipertermia, una condición donde el cuerpo de una persona absorbe más calor del que se disipa. Ocasiona temperaturas peligrosamente altas del cuerpo que requieren atención médica.

Se recomiendan el uso de aire acondicionado durante los días calurosos de verano, hidratarte correctamente.

3. SARPULLIDO. Las ronchas rojas en manos, pies y boca es una infección viral que se presenta en niños menores de cinco años, pero puede presentarse también en adultos a través de fiebre, llagas en la boca y “granitos” en la piel.

Lo ideal es mantener una buena higiene como lavarse las manos y desinfectar juguetes o superficies comunes para reducir el riesgo de una infección.

4. AMIBAS. Se desarrolla en temporada de calor en el agua dulce, como lagos, ríos y aguas termales. También se puede encontrar en el suelo.

Las personas generalmente se infectan al nadar en agua tibia y fresca. El agua que contiene el parásito puede entrar al cuerpo por la nariz, y luego viajar hacia el cerebro y causar inflamación que puede ocasionar la muerte.

5. INFECCIONES DE OÍDO. Para evitar contraer una infección en el oído, utiliza gorro de baño mientras estés en el agua, como mar, lagos y albercas. Además, sécate bien al salir.

6. CÁLCULOS RENALES. Las altas temperaturas pueden ocasionar deshidratación, lo cual es un factor de riesgo para desarrollar cálculos renales. Cuando el cuerpo suda, pierde agua y produce menos orina, lo que permite la creación de piedras de sal en los riñones.

Para evitar todas estas enfermedades es básico mantener una correcta hidratación y medidas de higiene. De esta manera podrás disfrutar al máximo de la temporada de verano y las vacaciones.

Y tú, ¿cómo te proteges de ellas?

0Comentarios LEER MÁS
Be Sociable, Share!

Contáctanos

 Quiero suscribirme al newsletter de Soluciones Dinámicas